Logra fama tras burlas - Soy de Navarrete

Logra fama tras burlas

Un hombre con sobrepeso fue víctima de las mofas en las redes sociales pero la suerte le sonrió casi al instante.  

Dicen que el que ríe de último ríe mejor y Sam O'Brien es un caso verídico.

El londinense llegó hace unos días a una fiesta y con espíritu entusiasta se puso a bailar, pero instantes después se detuvo cuando vio que se estaban burlando de él.

No contento con el mal momento que pasó Sam, un usuario anónimo colgó una foto que decía: "Vi a este especimen intentando bailar la otra semana. Paró cuando nos vio riéndonos".

El cruel gesto no generó eco a su favor y, más bien, despertó una ráfaga de críticas.

Al otro lado del mundo, un grupo de mujeres se encargó de difundir el siguiente mensaje: "¿Alguien que conozca a este hombre o quien posteó esto? Hay un grupo enorme de mujeres en Los Ángeles a las que les gustaría hacer algo especial".

El grupo estaba integrado por dos mil mujeres que quieren organizarle una fiesta inolvidable a Sam en Los Ángeles.

Bajo las etiquetas de #DancingMan y #FindDancingMan, algo así como hombre bailando y buscando al hombre que baila, lograron el objetivo.


Ni corto ni perezoso, Sam creó su cuenta de Twitter @dancinmanfound o el "hombre que baila encontrado" y aceptó la invitación al gran baile.

El caso ha llegado a oídos de famosos como el cantante Pharrell Williams, quien ha pedido estar al tanto de los preparativos.


También la cantante Ellie Goulding dijo que quería bailar con Sam.

Y el cantante y autor Richard Melville Hall se ofreció como DJ. ""Nadie debe avergonzarse de bailar", escribió en su cuenta de Twitter.

Todos han ofrecido actuar de gratis en la fiesta en la que Sam podrá bailar a su antojo.

Por cierto, el problema de trasladar a Sam a Estados Unidos para la celebración no será problema, ya que gracias a la iniciativa en la web GoFundMean se han recaudado $38,000, unos 798 mil lempiras, para el viaje y estadía.

Ahora Sam no solo puede reír de último, sino que lo espera una fiesta que promete ser inolvidable.