NAVARRETE, Olvidada o Castigada? - Soy de Navarrete

NAVARRETE, Olvidada o Castigada?

Con suma dificultad llegué a la planta de gas, pues ya el fallo por falta de combustible apagaba el carrito, como si con el cuerpo lo empujara , por fin llegué hasta la misma manguera y una amplia sonrisa no se hizo esperar, ¡ Gracias Dios! Exclamé y fue entonces cuando alcancé a ver mi amigo

Rubén:
 -Dímelo Manito. -Aquí, triste por estas muertes que suceden en nuestro pueblo…
- Ya tendremos que acostarnos con la gallina, le dije. Navarrete es completamente inseguro desde que cae la noche.

Mi amigo, inmediatamente me aclaró algo, que me dejó completamente aturdido.

--No se trata de la inseguridad en horario nocturno, los hechos de violencias que han sacudido nuestro pueblo en los últimos días, han ocurrido en horas del día. ¿?????? ¡!!!!!!!..
Efectivamente, más de 8 muertes violentas han ocurridos en nuestro Navarrete en los últimos 45 días y no hay detenidos por esos casos. ¡Alarmante, no!
Cuantos pueblos del país tienen ese record?
O nos han olvidado, o estamos castigados.

Navarrete se ha caracterizado por ser un pueblo bravo, de hombres y mujeres que a lo largo de su historia no se comen los cuentos y hay que contarle las cuentas claras, sus reivindicaciones han costados sangres. Hace muchos años que los actos de violencias productos del narco tráfico, microtráficos y otras acciones de grupos armados de derecha y de izquierda llenaron los titulares de las noticias locales, pero como ahora, nunca. La violencia actual no tiene preferencia. Cualquier día, en cual lugar del municipio, muere un (a) joven y los organismos investigativos no dan con resultados satisfactorios. Las investigaciones no concluyen nunca y eso crea un manto de impunidad que espanta.

Qué sucede en nuestro pueblo? Es posible que tantos crímenes queden impunes y no llamen la atención de las “autoridades” (“Mueren dos en supuesto punto de narco en el 27”, “asesinan un joven en la calle principal del 27”, “Asesinan a Wanda Castillo cerca de su casa” , “Muere Carlos Garden”, “Matan uno, hieren otro en Jalisco”, “Asesina de un disparo por la espalda joven en el viejo carril”, “Aparece joven ahorcado” son a pernas algunos de los titulares que nos sorprenden en menos de dos meses en Navarrete.

No puede ser posible que esto continúe, las “autoridades” o NOS HAN OLVIDADO O NOS ESTAN CASTIGANDO, necesitamos urgentemente acciones que demanden el cese de la impunidad, necesitamos unirnos en una gran huelga de brazos caídos, un paro cívico, encendidos de velas ( No huelga violentas para que los perversos no se aprovechen para los desordenes, los grupos no quemen gomas, tiren basuras o corten los árboles en los barrios, ni para que los uniformados en “venganzas” vengan a dispararles a los ciudadanos decentes, ni para que los encapuchados siembren el terror en la noche), pero necesitamos hacer algo. Navarrete nos pertenece a todos y todos debemos aportar.

Necesitamos que los empresarios reflexionen y entiendan que con salarios de miserias no pueden progresar los jóvenes que emplean, que la familia es el sostén de la sociedad y que las jóvenes empleadas hay que respetarlas en sus labores y no sean víctima del acoso en los empleos. Que la fiscalía del municipio haga su trabajo, que la policía local entienda donde está el local de la fiscalía y cual es su función (No pueden haber dos fiscalías), en fin, Navarrete necesita de sus mujeres y hombres, de sus organizaciones e instituciones y sobre todo de DIOS.

Rafael L. García Hernández. 
El autor es escritor, dramaturgo y gestor cultural.