EN NAVARRETE ¡LA VIDA NO VALE NADA! - Soy de Navarrete

EN NAVARRETE ¡LA VIDA NO VALE NADA!

Por Bladimir Garcia
Lamentablemente en nuestro municipio, se está cumpliendo aquello de que “la vida no vale nada”, como reza el titulo de una conocida canción de Pablito Milanés.

Aquí, como generalmente acostumbran a decir nuestros abuelos, “por cualquier quítarme esta paja” le arrebatan la vida a un ser humano.

En Navarrete la vida vale muy poco para nuestras autoridades, al menos eso es lo que le han hecho sentir a las madres, padres y familiares. La mayoría de los Navarretense se siente absolutamente indefensa ante los asesinatos, perpetrados por el crimen organizado. Además, padecemos la ineptitud, lentitud y falta de compromiso en el proceder de nuestras autoridades para impartir justicia.

No vale nada la vida, la vida no vale nada, comienza siempre llorando y así llorando se acaba, por eso es que en Navarrete la vida no vale nada.

La impunidad en Navarrete es un mal que se mantiene, es uno de los tantos problemas en este municipio al que aun no pareciera haber voluntad política para atacar, muchos sectores involucrados en las posibles soluciones de cientos de delictivos, el tema de la impunidad parece ser un apoyo para corruptos y asesinos, además motiva a seguir delinquiendo. Los que le sirven a la muerte, sólo serán juzgados por ella. Esta parecer ser la máxima que domina a nuestros pueblos, cansados de la impunidad de los asesinos.

Aquí no hay justicia. Sólo muerte". La muerte es sólo una parte del dolor. La otra se la queda la total impunidad en la que viven los asesinos en nuestro pueblo: el 98% de los casos de muerte violenta no son investigados. La desesperada frase es: Matar en Navarrete es gratis.

Todos le sirven a la muerte, rápida o lenta. Y todos se cubrirán con el manto de esa impunidad. La dama ciega de la justicia no los tocará, cómoda tras su venda en los ojos, con su balanza que hace siglos no sirve y su espada cubierta de la sangre de los inocentes, los pendejos, los que no tienen real para pagarle por su ceguera.

Los que le sirven a la muerte, sólo serán juzgados por ella. Esperemos que sea más temprano que tarde.

Actualmente vemos como existen tanto nuevos Pilatos que se lavan las manos, hablan de delincuencia, pero no logran limpiar sus almas del bochorno y la complicidad con el crimen.

De seguir así la humanidad marcha hacia su extinción, sus valores éticos y morales, su cultura de autodestrucción, no le permiten avanzar, donde nada sea más importante que la propia naturaleza humana, donde prime el amor, no el odio, el perdón, no la venganza, la solidaridad, no el engaño, la verdad, no la mentira.

Definitivamente mi vida es una mierda...